Pan de Xeixa y espelta

receta-marzo

Los últimos días de frío… Buenos días Marzo!

Me encanta la harina de Xeixa. Históricamente, esta harina fue ampliamente utilizada en las Islas Baleares, sin embargo, el cultivo ha disminuido y hoy en día es muy limitado. Es gracias al esfuerzo de algunos agricultores, que están reintroduciendo y recuperando su cultivo ecológico.

Es una harina dulce con un sabor intenso, muy baja en gluten, por lo que es más fácil de digerir y menos alérgica. Xeixa no ha sido modificado genéticamente y está llena de vitaminas B y minerales (con la excepción de B12).

Hacer pan temprano por la mañana, mientras el sol duerme y sacarlo del horno con el primer amanecer de la temporada, cuando el mundo despierta. No es solo un placer, es una terapia.

Pan de Xeixa y espelta

  • 250 gr harina de Xeixa
  • 250gr harina de espelta
  • 290 ml agua mineral caliente
  • 20 gr levadura fresca

 

En un bol grande mezcla los 500 gr de las harinas. En otro, mezcla agua tibia y levadura hasta que ambos ingredientes estén bien integrados. Es importante que el agua no esté fría.

Vierte los ingredientes secos en el bol del agua y remueve con la ayuda de una espátula. Espolvorea un poco de harina en una superficie plana y con entusiasmo, comienza a amasar durante aproximadamente 30 minutos. No te detengas hasta que la masa esté moldeable.

Mientras tanto, observa la vida por la ventana, practica ejercicios de respiración, concéntrate en la masa o programa tu día … ¡30 minutos pasarán rápidamente, lo prometo!

Dale forma a la masa, larga o redonda. O simplemente colócala en un molde, previamente pintado con aceite de oliva.

Cubre tu tesoro con un paño de cocina fino y déjalo reposar en un espacio cálido durante aproximadamente una hora. Después de este tiempo, tu pan debería haber doblado su tamaño. Que pintaza!

Precalienta el horno a 160º y hornea durante 30-40 minutos, dependiendo de tu horno. Sabrás que está listo por su corteza crujiente y por el delicioso aroma de pan caliente que impregnará tu hogar.

Acomódate, cierra los ojos y prepárate para disfrutar este milagro. Buenos días!

Bárbara

 

Deja un comentario